Hay entrenadores y profesionales de la salud que se pasan el día en redes sociales, otros consiguen clientes

Puedes ser de los segundos si sabes llevar a tu audiencia a tu lista de correos

ASí no dependes de algoritmos caprichosos o vives con el miedo a que cierren tu cuenta. 

Perdí la foto de la orla...

No quiero engañarte, ni que pierdas tu tiempo. 

Te cuento un par de cosas y decides si vale la pena escucharme o piensas que soy otro vende humos. que parece que está de moda eso. 

 

Hablemos de tu negocio y las redes sociales. 

 

¿Son buenas?

¿Son un demonio que se zampa tu tiempo como Homer las rosquillas? 

 

Depende.

Nacho, vaya respuesta...

 

Para la mayoría es la segunda.

Se pasan el día creando contenido, mandando mensajes privados a posibles clientes y postureando un poco. 

 

Si haces lo de atosigar a privados, te recomiendo seguir leyendo. 

 

Lo bueno es que ganas seguidores, así que pasas más tiempo en la red interactuando. 

Hay ventas, eso es bueno. 

 

 

Y cuando te das cuenta, en lugar de ser esclavo de un gimnasio o un centro, lo eres de Instagram, Tik Tok o la red que uses. 

 

Quizás ganas más que antes, pero eso de la libertad de vivir de tu negocio...

quizás estés alimentando mucho su negocio. 

 

Me refiero al de las redes sociales. 

 

Pregunta incómoda. 

 

¿Cuánto facturas por seguidor?

 

Aquí debajo te dejo una lista de correos en la que vas a recibir consejos, ideas e historias que pueden muktiplicar tus ventas y darte más libertad en tu negocio. 

 

No tengo ni 1000 seguidores en Instagram, vivo bien de mi negocio y trabajo menos que muchos. 

Es gratis entrar y en dos clics puedes irte si no te gusta lo que lees. 

Imagina que hoy te susurran bajito al oído… “Han cerrado las redes sociales”

Y se hace un silencio eterno, dejando que la idea rebote en tu mente.  

Deja que cale la idea. 

 

Respira hondo. 

 

¿Qué pasaría con tu negocio?

 

Pff… hay muchas horas de esfuerzo ahí.

Muchas.

 

Tranqui, no quiero hacer sangre ni que te pongas en lo peor. 

Es algo que puede pasar. 

 

 

Por un hater con el cerebro en modo "no molestar". 

Por un error. 

Por cambios en las políticas de la red social, la UE o lo que toque.  

 

Un negocio libre de verdad, no se basa en el de otro. 

Si montas un centro ¿Prefieres ser el dueño del local o alquilarlo?

 

Aquí es lo mismo.

 

Tener sistemas de captación de clientes, donde te dan su email es un seguro para tu negocio.

 

Es tener el control. 

 

Pero va mucho más allá de eso.

Atiende.

Aquí es donde todo cambia, donde los negocio serios y que funcionan a largo plazo explotan. 

 

Te posicionas. 

 

Te pones por delante del 99 %, en un salto. 

 

¿Qué darías por conseguir que tus potenciales clientes estén deseando leerte?

 

Eso, tiene un valor incalculable. 

Es la manera más sencilla y efectiva de generar confianza y ventas lejos del ruido de las redes sociales. 

 

 No dependes de nadie, no ha pasado y probablemente no pasará de moda.

Sigue funcionando.   

Si entras a la newsletter te regalo una secuencia de bienvenida con la que puedes conseguir tus primeras ventas por email. 

Cosas que dicen de mi newsletter

Lo último que te cuento, no quiero convencerte de nada

Puede que hayas leído muchas teorías por ahí, gurús e información confusa que te hace pensar que:

- Freír a tu audiencia con testimonios es la mejor manera de conseguir clientes (o la única).

 

- Las redes sociales son lo que se lleva ahora y tiene que ser la base de tu negocio.

 

 - La gente ya no lee.

 

Ah sí, y que el mercado está saturado.

 

Lo que está claro es que el juego ha cambiado y hay que darle un poco más al coco para destacar.

 

Eso es bueno. 

Muy bueno. 

 

Quiero ayudarte a que dejes de dar palos de ciego machacándote a crear contenido para quedarte estancado.  

 

O que dejas de tirar dinero en agencias de marketing que hacen sopa para todos.

Lo bueno te lo cuento en la newsletter

Solo te garantizo dos cosas:

 

Te la vas a pasar bien con los correos. 

 

Vas a aprender a vender y penetrar en la mente de tus clientes mejor que tu competencia. 

 

¿Lo mejor?

 

Que te puedes dar de baja en todos los correos. 0 drama.

 

El daño colateral es que me compres algo o me odies. 

Asumo las consecuencias.